Buscar
CONTACT US

Componentes Lineales - 2020-02-14

Internal structure of K1 system, showing the solid lubrication

Un fabricante de tejas cerámicas está ahorrando 4.950 euros al año al incorporar unidades de lubricación K1 de NSK en su maquinaria de manipulación. Este cambio ha permitido reducir considerablemente los costes de mano de obra y períodos de inactividad asociados con el reengrase de las guías lineales

Las plantas de fabricación de tejas están sometidas a entornos de trabajo adversos en los que la entrada de polvo cerámico y otros contaminantes son perjudiciales para la maquinaria, como sucede con los equipos de manipulación. En ellos, una lubricación incorrecta en las bolas de acero de las guías lineales puede llevar a la necesidad de un reengrase regular para mantener el movimiento lineal suave y la precarga fija necesaria para un funcionamiento sin problemas.

Frustrado con los períodos de inactividad y los costes generados por sus seis máquinas de manipulación, el fabricante de tejas recurrió a la experiencia de NSK y su Programa de Valor Añadido AIP. Los ingenieros de NSK realizaron una revisión completa de la aplicación en la que se constató la necesidad de mejorar el rendimiento de la lubricación y el sellado del sistema.

NSK recomendó la adopción de sus unidades de lubricación K1, una acción que ha permitido disponer de una serie de beneficios significativos. Por ejemplo, no solo se han mejorado los niveles de sellado y protección, sino que la precarga ahora se puede mantener durante un período más largo debido a un menor desgaste. Además, la menor fricción de funcionamiento ha dado como resultado que la presión del actuador puede ser más baja de la necesaria para la misma operación (de 6 a 4 bar), ahorrando así costes en consumo de energía.

El cambio a unidades de lubricación de NSK en seis máquinas significa que el número de 52 rutinas de reengrase (de unos 30 minutos cada una) por año, se ha reducido a solo dos. En función de la reducción del tiempo de mantenimiento y de la mano de obra, se ha calculado el ahorro anual en 4.950 euros.

Las unidades de lubricación NSK están especialmente diseñadas para funcionar sin problemas en entornos altamente contaminados. Sobre la base del éxito de la unidad K1, que se lanzó por primera vez en 1996, NSK ha desarrollado su unidad de lubricación K1-L para usuarios de guías lineales que desean garantizar un funcionamiento óptimo sin necesidad de mantenimiento durante más tiempo. 

Disponible a partir de diciembre de 2019, la unidad K1-L ofrece una mejora notable en las capacidades de lubricación. De hecho, gracias a una resina de nuevo desarrollo, la nueva unidad puede suministrar aceite durante casi el doble de tiempo. Otros beneficios notables incluyen la forma especial de la unidad K1-L, que consigue reducir la fuerza de fricción dinámica en aproximadamente un 20% cuando el patín se mueve a lo largo de la guía lineal. Además, la nueva carcasa protectora desarrollada ayuda a mantener la integridad estructural e impide, más aún si cabe, la entrada/expulsión de polvo y otras partículas contaminantes.


Imangen 1):  Estructura interna del sistema K1, en el que se puede apreciar la lubricación sólida 

 








Imagen 2):  Guía lineal utilizada por un fabricante de tejas cerámicas equipada con el sistema K1 de lubricación sólida de NSK








Imagen 3):  La nueva K1-L de NSK ofrece casi el doble de vida útil en relación con la unidad de lubricación K1 original

Buscar Contacto

Por favor, escoja

Su Resultado

Consentimiento

NSK utiliza servicios de terceros que nos ayudan a mejorar nuestro sitio web y mostrarle el contenido más interesante. Para utilizar estos servicios, necesitamos su consentimiento. Esto puede ser revocado en cualquier momento. Puede encontrar más información aquí enlace a la política de privacidad.